sábado, 1 de septiembre de 2012

Creepypastas


                        
 (Espero que veas esta entrada con su plantilla original y no en negro con letras sanguinolentas. Y no, no he puesto ningún audio con gritos del averno)

Esto es lo más parecido a un post de investigación que vais a ver por aquí. Y no porque el blog lo tenga abandonado, sino porque bastante mal rato he pasado para escribir este.
En realidad, no es que me haya puesto a leer creepypastas por daros informaros a vosotros sobre este macabro fenómeno viral. Todo comenzó viendo un cartel informativo (de estos de Cuanta Razón) sobre Polybius, el misterioso y psicodélico juego que creaba todo tipo de trastornos, debido a una explosiva combinación de gráficos vectoriales y supuestos mensajes subliminales que incitaban al conformismo y al suicidio. La máquina desapareció sin dejar rastro, estando siempre supervisada por unos hombres de negro. La empresa de la máquina, Sinnesloschen, era alemana, y tampoco hay datos sobre ella. (No os creáis que la página que enlazo es real, por mucho que imite ser ochentera, está programada en HTML)
Aunque es curioso como la vox populi ya enlazaba hombres de negro y alemanes...
Referencias a la actualidad aparte, me he interesado bastante por los creepypastas. Si vamos al origen, los creepypastas surgen en 4chan, ya una veterana en Internet en crear cosas de dudoso gusto (Pedobear y el pato Doland se forjaron en esta página), y es la mezcla entre "creepy" (horripilante) y "paste" (pasta, en deformación de la palabra) que es pegar. Esto es debido a que las historias suelen copiarse en blogs y foros, para opinar o compartirlas.
El carácter viral de estas historias se debe a que son muy cortas y terriblemente adictivas. Los que publican estas historias, además, suelen acompañarlos de vídeos, para corroborar la verdad de estas.
No he leído demasiadas creepypastas en inglés, pero si bastantes en castellano. Son historias generalmente bien escritas, con coherencia gramatical y buena ortografía. Los temas son siempre terroríficos, y comienzan de forma feliz (alguien que encuentra un empleo, un chico que consigue lo que quería) y gradualmente van avanzando desde la historia terrorífica. Para explicar algunas lagunas y su falta de detalles, siempre se presentan como algo ocurrido hace mucho tiempo.
Si bien hay historias que tiran del morbo puro, con asesinatos, descuartizamientos, gritos horripilantes, sombras por detrás (lo clásico que vemos en películas de terror) también hay historias que usan el terror psicológico, siendo tremendamente efectivas, como la ya mencionada de Polybius, o la del Pueblo Lavanda de Pokémon. Estas historias se basan en que a cualquiera de nosotros nos podría pasar.¿Se imaginan que el nuevo Samsung Galaxy SIII o el iPhone 5 crease tendencia al suicidio por un error de los programadores?
Otra característica de estas historias son la inclusión de la tecnología moderna. Todos nos conocemos las historias virales de las niñas que aparecían en el espejo o de la autoestopista maldita (y que si reenviabas el mensaje a diez contactos de MSN se olvidaba de ti y se iba de cañas con Satán), pero estas historias no te aseguran ninguna maldición por leerlas. Son puro "divertimento" para sus lectores, como ver una película de miedo.

Voy a poner una serie de creepypastas, que he leído casi todos. Adelanto que hay uno cuyo creador salió a la luz para dejar claro que no era real, para que no lo explotasen con fines comerciales. No enlazo ninguno, no por vagancia, sino porque la gracia de esto está en perderse por blogs, páginas y foros, ampliando, contrastando y buscando el grado de verosimilitud.

-Suicide Mouse (con Mickey Mouse)
-El suicidio de Calamardo
-Tails Doll (para aquellos que hayan jugado a L.A Noire verán que los creadores tampoco tenían tanta imaginación)
-Capítulo perdido de los Looney Tunes.
-Capítulo perdido de Los Simpson.
-Candle Cover

Algunos creepypastas (ya que son españoles, "cripypastis") patrios son:
-El creepypasta de Cuanto Cabrón.
-El creepypasta de Tuenti.
Aunque decir que la adolescencia ibérica (aunque también habrá hispanoamericanos en esto de los creepypastas) parecen tener mucha menos imaginación que sus congéneres anglosajones y nórdicos.

Para terminar, un par de páginas donde hay una colección de creepypastas, una Wiki en inglés y una web en castellano:


http://creepypastas.com/ (en castellano)

Disfruten... aunque yo pasando miedo no lo hago demasiado.

No hay comentarios: