miércoles, 21 de enero de 2009

¡Obama hasta en la sopa!


Ayer(siento no haber puesto esto mas en la fecha) por fin Barack Hussein Obama fue el 44º presidente de loes Estados Unidos de América.Ayer fue un día en que,si bien todos nos sentíamos más americanos(yo me vi tatareando el himno mientras me afeitaba¡¿1que hay de mi exagerado patrotismo español?!.Bien,el caso es que fue una ceremonia llena de símbolos:discursos dichos por afroamericanos,una banda con 4 músicos de una raza distinta,Jonh Williams componiendo la partitura oficial,4.0000000en personas en Washintong(¿se escribe asi?),y cientos de tiendas vendiendo lo inimaginable con la cara de Obama.
Fuera de la ceremonia,vemos la diferencia entre aquí y al otro lado del charco.Allí se reunieron 4000000 de personas y no hubo ningún problema,aquí se reúnen 50 personas para celebrar la victoria de un equipo de fútbol y algo tiene que salir ardiendo.Allí se jura sobre la Biblia y ante Dios,y Obama dijo que confiaba en Dios para levantar a los Estados Unidos,y aquí...me gustaría ver a un presidente jurar sobre la Biblia y decir que confia en Dios para solucionar las cosas(lo pondría de facha para arriba).Hoy Obama ha dado misa en una catedral,una tradición en los presidentes al parecer.
En fin,esperemos que Obama haga algo al menos,que tiene mucha carga.
¿Y qué pasa con Bush?Se retirara al rancho Crawford a escribir sobre su mandato.

2 comentarios:

Agustín dijo...

Bush va a disfrutar toda la fortuna que bebe haber cosecha que ca*** !!!

Y en cuanto a Obama, tiene demasiada presión por parte de todo el mundo, y no creo que sea fácil, pero no creo que decepcione a nadie !!!

saludetes!!

Thor dijo...

Ya lleva un par de días y ha anunciado el cierre de la prisión de Guantánamo, el retiro progresivo de las tropas de Irak has el 2011 y que mandará ayuda humanitaria a Palestina(aunque sin dejar de dar apoyo a Israel, cosa un poco rara peeerooo...).
En cuanto a Bush, seguirá escribiendo la historia de su vida desde su rancho texano y será recordado como el peor presidente de EEUU y también como el primero en morir atragantado por una galletita salada.