domingo, 19 de septiembre de 2010

Tuenti ;)

Hace ocho años todo era fácil y bonito. Al menos para mi, que estaba en tercero de primaria. Para hablar con los monísimos amiguitos (que aún conservo y ya no son monos) utilizábamos el teléfono fijo; en tu agenda Mickey Mouse o de Pokemon anotabas los números fijos de estos, y luego, si tenias que preguntarle las tareas, los llamabas. Salvo alguna excepción (como que fuese tu madre la que llamaba para saber a qué hora recogerte del cumpleaños de turno) ahí acababa la vida social de cualquier niño con los medios tecnológicos. Los móviles ya empezaban a ser pequeños, pero aparte de llamar, escribir mensajes que te los cobraban por letras y descargar politonos que te anunciaban en TV o revistas, no hacían nada más. Internet ya empezaba a florecer, pero recuerdo que en mi casa por los menos cuando se usaba Internet no se podía usar el teléfono, por lo que su uso quedaba restringido.
A partir del 2005 surgió el “boom” (siempre entre la gente de mi edad, lo recuerdo) del Messenger, MSN, Messénger e incluso “Mazenger”. A la tierna edad de once y doce años, (bueno...conoces a tu amante de por vida, la mano) el messenger solamente se usaba para decir gilipolleces con emoticonos y .gif a cada cual más extraño, de forma que no se entendía una puta mierda, y los colores de estos provocarían epilepsia en un daltónico. El messenger se usaba para dos cosas: ligar y poner los psicotrópicos .gift. A mi nunca me dio resultado, que conste...
La gente era feliz con el MSN. Escribían con los .gift, hablaba con tias que le había pasado su amigo (y que no sabías de donde las había sacado), dar zumbidos... Pero el delirio llegó con Tuenti, la red imperante entre la descerebrada adolescencia española.
Mi contacto con Tuenti fue digno de un gañán de los de bota y boina. Yo no miraba mi correo electrónico (no necesitaba alargadores de pene ni viagra ni salvar a los niños tercermundistas por entonces... ni por ahora, eh?).
La historia es, básicamente la siguiente: ( y verídica, de verdad)
-¿Tío, tienes Tuenti?
-No, tengo fourteen (risa boba). El amigo me explicó, tras descojonarse a sus anchas, la verdad. Y cuando me di cuenta tenía con tres o cuatro invitaciones a la famosa red. En aquellos años (2006-2007) tenías que tener dieciséis años para entrar en ella. Como aún no existen los gorilas de discoteca virtuales, podías falsear tus datos fácilmente, y ¡vòila! Ya estabas dentro.
Tuenti era el colmo de la sencillez por aquel entonces: solamente podías subir fotos, comentarlas y crear eventos, así como tener un estado y mandar privados. Y si había alguna aplicación más, desconocia su existencia.
La idea en sí era buena: agregas a tus amigos, familiares cercanos y compañeros de clase que te caían relativamente bien. Creabas un evento, ibas con ellos, colgabas las fotos del día de la quedada y luego las comentabas. Pero el retorcido género humano torció las cosas. Y no me refiero a los usuarios, sino a los propios creadores.
Yo estuve sin usar Tuenti UN AÑO. ¿Para qué puñetas lo quería? No soy fotogénico, lo admito. Pero en 4º de la E.S.O, donde cambié de clase, por no hacer el feo de no aceptar gente, volví al Tuenti a aceptar las nuevas amistades (el 90% de ellas pasan de mi y yo de ellas). Seguía prácticamente igual que cuando lo dejé. Tenía un blog y el tablón. El blog no goza de la calidad de este que lees, y el tablón era para comentar gilipolleces, pero no era mala idea. (Más adelante comentaré sus usos si es que alguien en esta galaxia aún los desconoce. Y eso que yo del Tuenti hago lo justito).
Luego llegó el chat, lo que desbancó al MSN. El MSN se caía constantemente, y el chat no, aunque no se pudiese hacer una cuarta parte de lo que podía hacer con el servicio de mensajería de Microsoft. El chat fue puliéndose con cosas como indicarte quién estaba ausente (lo que ahorra rayaderas en plan “¿pasa de mi? ¿no era su amigo”) y luego le pusieron juegos. Hace poco le pusieron webcam.
Se pudo comentar en los estados de la gente, y se agregaron las páginas (al mas puro estilo “Grupos de Facebook”) y nada más...por ahora.
Resumo los usos del Tuenti:
Unas líneas arriba describí el uso lógico del Tuenti. Pero como la lógica es muy difícil, con sus preposiciones, tablas de verdad y todo eso, hacemos lo que nos viene al pairo. Un ejemplo:
-Las fotos: cuando las fotos se echaban desde una cámara de carrete, aparte de vigilar mejor qué fotos tomabas, las fotos borrosas o donde se salieses mal se tiraban o se guardaban, pero no se enseñaban. Con las cámaras digitales y los móviles eso da lo mismo: tírale fotos a los vasos de cubata, a la oscuridad, a las farolas, a tus amig@s borrachos o a un gorrión cojo. ¡2 GB de memoria dan para mucha gilipollez! Y por supuesto, súbelas: fotos borrosas, de gilipolleces, o tirabas con la cámara del móvil de 2.5 Ghz, que parece un bordado de ganchillo con esos píxeles. Luego, etiqueta a todo y a todos.
No faltan las fotos de “Fiesta en la (sitio a eligir) invitad a quien queráis” (Si en la foto sólo se etiquetan tíos el “invitad a quien queráis” va por el sexo opuesto). ¿Para eso no estaba los eventos? Los eventos juegan otro papel, más vital.
En las hembras abundan las fotos de corazones, bebés, motos rosas y ositos de peluche...
Por último están los fotomontajes, casi todos en las mujeres (pero también zagales, ojo): tres fotos, juntas a modo de collage, con un marco con una paleta de colores epilépticos rescatados de los emoticones del MSN, y una grafía absurda donde ponen: “sHu_lOkItaa_shUla_tkm”. Afortunadamente cuando se maduran estas cosas acaban dándoles vergüenza.
En el mundillo de las fotos Tuenti hay que destacar la foto principal del perfil; hay de varios tipos:
-Solo: parece la foto del DNI. Práctica y funcional.
-Con amigos: pareces gritar “soy popular, aceptadme”
-Con tu novia: “tengo novia. Jodeos los que me decíais en 1º de la ESO que moriría virgen”
-El fotomontaje epiléptico.
-Antigua: Desde casos exagerados donde salen con cuatro años hasta perros que no cambian su principal en meses. Desde que colgaste la foto principal has engordado diez kilos, tienes barba, mides 6 centímetros más y tus horas de gimansio han dado sus frutos. Pero sigues con tu foto de pardillo por pura vagueza.
-Otra cosa: botellas de bebidas espirituosas varias, ídolos de la infancia, grupos de música...no sales tú.
-Engañosa: “Que buena está la tía” y luego da grima. No descarto que ocurra lo mismo en tíos, pero no se muy bien cuando un tío es guapo.

Ya para acabar el apartado de las fotos, me pregunto: ¿Nos hacemos fotos porque vamos de fiesta, o vamos de fiesta para hacernos fotos?

Acabado el apartado fotogénico, vamos a el estado donde también hay tela.
Uso teórico y lógico: estudiando, de vacaciones, ¡¡¡de fiesta!!!, en el váter, explorando el camino de Sodoma... cosas normales y lógicas, para informar de tu vida al visitante del perfil.
Y aquí se desvirtua la cosa:
-Amorosos (1): “Te Kiero mi niñooooo/a (L) (L)” o más noños “La luz de mi vida...” “El niño de mis ojos (fecha en que "os enamorasteis.”)
-Canciones: canciones de letras noñas y estúpidas. De grupos de efímera fama, desde luego.
-Amistosos: Una patuela de gente y al final pones “os kieroooooo”: Juanki, Ana, Kurcha, Laura, Toni (un largo etc) os kiero!
-Cortos: pueden ser cortos y aplicar un uso teórico y práctico, que le de al visitante de tu perfil información útil sobre ti, o demasiado genéricos “jodido” “mal” “pffff”.
-Multipropósito: “sE acabó el veranooooooo...genteee skm!!! Te Qiero mi vidaaaaaa (L) (L)....Tiempo para reflexionar... Arrivederci”. A ver, tío o tía, siéntate y respira hondo: tus problemas tienen solución, pero uno a uno. No te agobies, tómate algo de valeriana o dos tilas.
-Raros: Como los míos. Freud, Platón, Heidegger o Edvard Much tiene cabida en Tuenti. Sorprendente.
Por último, los estados deben de alternar mayúsculas y minúsculas y estar escritos con una ortografía que consigamos que Cervantes se revuelva en su tumba.

-Los eventos. El uso lógico de los eventos sería quedar, pero rara vez se usa para ello. (Ya están las fotos donde se etiqueta a todo quisqui). Te dan la opción de decir Si, No o Quizas.
Hay eventos de todo tipo:
-Macrobotellones, huelgas, salidas procesionales...ok, estos usan el aspecto lógico de la web. Nada que objetar, salvo que son escasísimos.
-Con conciencia: son eventos tipo “no al maltrato animal” o “salvemos las ballenas”. A veces usan psicología propia de una secta para captar adeptos: “No lo leas si quieres, pero pásalo para ayudar a (?)” mientras al lado aparece la foto de un cachorrito desollado.
También usan métodos de presión: “Si no pasas este evento, no tienes corazón”. Los nuevos Jim Jones escriben eventos en Tuenti. En los comentarios del evento, una jauría de exaltados amenaza a los maltratadores. Si esto fuese el siglo XVI, este sería el típico populacho que perseguía a las brujas con horcas y antorchas.
Aparte de la extensa labor social, también hay:
-Chistes
-Vídeos
-Mensajes “no a las drogas”.
-El evento de los muelles de Homer Simpson; (ironía off): muy buena idea.
-Historias: Como la versión cani de Titanic, donde el chaval le daba el casco a su chorba para que se salvase de unam uerte por acabarsele en la moto el líquido de frenos.
-Timos: “Ayuda a Showapaka, una preciosa niña congoleña, a que pueda viajar a Estados Unidos para operarla de cáncer”. Es ya muy viejo, ¿no?
-Maldiciones: Generalmente te cuentan una historia de “terror”, y al final pone “Si no pasas esto a diez personas más, te ocurrirá lo mismo”. Yo tendría que ver niñas al final de mi pasillo, muertos en mi espejo, golpes debajo de mi cama y aparecer colgado de garfios oxidados dentro de mi armario. (Todo esto me han mandado)
-Anti-eventos: si te ha llegado un evento anti-taurino, a los pocos te mandarán otro pro-taurino.
-Rivalidades: los canis de dos ciudades insultándose a muerte por ver qué ciudad o pueblo es mejor. Y tú comentas para que vean quién eres y dónde estudias.
-Vendo libros: tus compañeros de curso, los mismos con los que has estudiado y pasado de curso, te spamean los eventos tratando de venderte libros de segunda mano.

El blog de Tuenti, que mas bien es un insulto a este honorable hobby, nos da la oportunidad de contarnos tu vida, aunque generalmente se le dan otros usos:
-Tíos: vídeos de grupos de música. Solamente eso.
-Tías: vídeos de grupos musicales y entradas tostón, en plan melancólicas, donde se repiten mil veces las palabras espejo, caricias, ojos, besos, sufrimiento...cuando en la mitad de los casos estas tías no lo pasan tan mal. Os pondría un extracto, pero sería algo así como lo que yo escribí por marzo de este año.

Las páginas quedan relegadas a segundo plano, puesto que los eventos realizan su función. Sirven para exactamente lo mismo que los eventos, sin más expliación.

El chat es una delicia para alguien que critica por criticar como yo. Desde que se impuso el chat, MSN agoniza. Igual que el VHS desbancó a los vídeos BETA en los ochenta, el CD al casette (y el CD cayó ante el MP3, y el MP3 ante el iPod) y el DVD ante el Blue-ray, esta es una nueva guerra tecnológica. El MSN ha creado el MSN social, una mierda que ni me he molestado en aprender como se usa.
El chat te muestra quién está conectado a Tuenti, aunque puedes desconectate. Tiene cuatro “smiles” plagiados al MSN, si estás X tiempo sin usarlo te pone que estás ausente y puedes desconectate. Yo echo de menos cuando podías ponerte en “no conectado” en el MSN y de esa forma hablar sólo cuando tú quieres, sin que te hablen a ti primero.
Luego, al chat le añadieron los juegos: cartas, billar ajederez...claramente juegos que solamente es posible jugar desde un ordenador.
Y la webcam, que aún no he usado, pero estoy preguntándome (si no lo han hecho ya) cuándo habra tuentis porno de pago o algo así.
El problema del chat son los amigos que se tienen al tuenti, y el 95% de la gente que tienes al Tuenti no son tus amigos. De tal forma, que las conversacion nunca llegan a nada, y a la tercera frase te olvidas de ligar y cierras el ventanuco de la conversación.
Tus amigos de Tuenti se dividirán en las siguientes categorías:
-Amigos de verdad: escasos. Son los que sales, hablas, ries y todas esas cosas que se hacen con los amigos.
-Gente con la que te relacionas: la conoces en una fiesta y de vez en cuando te los encuentras por esos mundos. Compañeros de clase u otro tipo de compañeros.
-Gente que conocías, que se han hecho Tuenti y te agrega: ese chaval que repitió y dejaste de verlo; te agrega. La tía que te gustaba y pasaba de ti; te agrega. El primo de un compañero de clase que estuviste un día a la salida del instituto y te pidió fuego; te agrega. El que te insultaba en la primaria y parte de la secundaria; te agrega.
-Enemigos: si eres de los que llevas a rajatabla “Hay que tener cerca a los amigos, pero aún más a los enemigos”, Tuenti te brinda una oportunidad de oro para saber más de ese a quien odias. El único problema es que luego entras al chat y te da mal rollo.
-Profesores: para ellos eres su material de trabajo durante nueve meses, para ti son unos carceleros. Pero tarde o temprano tratarás de agregarlo.
-Gente que directamente no conoces. Y como no la conoces, o bien la rechazas o bien la agregas.
-Personajes y entidades: Francisco Franco Bahamonde se hizo un Tuenti para mantenerse en contacto con Hitler tras Hendaya, eso es un dato histórico contrastado. Puedes ser amigo de Franco, Hitler, Stalin, Santiago Carrillo, Mussolini y otros personajes que la liaron parda el siglo pasado. Y si fuese verdad que esta gente tuviese Tuenti; ¿iban a agregarte?
Las entidades no suelen ser creadas por quien dicen representar. Pero si quieres ser amigo de “anarquistas pro-republicanos” o “peña anti-barcelonista”, estás en tu derecho.

El delirio megalomaníaco de Tuenti: Towner
Towner es un jueguecillo de navegador online al más puro estilo Travian u Ogame, pero sin guerras.
Va de contruir una ciudad y ganar monedas. No es tan complejo como los dos anteriormente citados por ser un jueguecillo ligero (porque saben que muchos usuarios no dan para más) para estar unos minutos con tus amigos.
Con una musiquilla un tanto porno de fondo, Towner te permite crear y fardar de tu ciudad. No es un Imperium Civitas ni un Trópico, pero entretiene y crea ilusiones megalomaníacas. Eso, unido a los eventos sectarios y tener de amigo a Augusto Pinochet va crear una serie de revueltas y guerras civiles en un futuro no muy lejano...si somos capaces de estar cinco minutos sin actualizar el Tuenti ;).

8 comentarios:

Lupinvalle dijo...

Me he reído mucho con esta entrada..., te felicito...!!! Al principio imponía bastante al ver qué larga era..., pero he pasado unos buenos minutos con lo que decías... Y hay varias cosas con las que me siento identificada (que ha hecho que me ría aún más XD)

¿Qué más se puede decir?..., creo que nada..., porque estoy de acuerdo prácticamente con todo... ^^

Puedo parecer una persona extraña..., pero desde siempre he odiado el messenger..., eso de obligarte a hablar con la gente que no quieres (y que no sabes por qué agregaste...) es horrible..., y lo mismo me ocurre con el chat T_T..., y si ahora encima tiene web cam..., quita..., quita T_T..., ¿para qué quiero que me vea nadie ¬¬?

Pero a pesar de que no me gusta mucho esas cosas..., curiosamente tengo unos 4 tuentis... (el mío, Murray, Tu mundo manga..., y otro más) que están criando polvo... Vaya contradicción la mía... Pero el facebook es peor..., ahí tengo 8 XD

Luke dijo...

¿4 tuentis, y uno de manga? Hay que remontarse a este verano en lo de contar muchas cosas xD
De todas formas hay muchos post satírico-destructivos de Tuenti por la red de redes, solamente hay que buscarlos.
La entrada es larga, 4 páginas de Word, pero creo que a esta he conseguido darle ritmo de lectura, yo que soy el creador me encanta releerla.
Yo solamente tengo 2 msn, uno pa paginas y otro pa contactos, aunque luego uso siempre el mismo. Cada uno tiene sus vicios, enfin jaja

Lupinvalle dijo...

Jajajaaa..., es verdad...!!! Yo msn tengo varios... (así tengo de face y tuentis ^^u...) Pero lo peor no te lo he contado... si vieras los faces de qué son XDXDXD..., te puedo decir que uno es de "Murray, la calavera demoniaca" y estoy pensando en destruir el mundo...

Luke dijo...

Joder...yo te tomaba por una persona madura y sensata.
Yo soy el primero que desato mis frustraciones megalomaniacas en los juegos de estrategia, y luego mis nicks son rebuscados y raros (salvo Luke..)

Lupinvalle dijo...

Jajajaaa..., para que vea uno..., todos tenemos nuestra parte loca XD

Yo..., madura y sensata??? Cuándo...??? XD

Luke dijo...

Hombre, nosotros creemos que no lo somos, pero mas que algunos de nuestra generacion si lo somos xD

Lupinvalle dijo...

Bueno..., ahí tengo que darte la razón XD... y no es por echarnos flores...(¿o sí? XD)

loixiyo dijo...

Jajajaj me ha gustado mucho esta entrada. La verdad es que no me gusta tuenti, y lo tengo un poco "por obligación". Odio el uso que se le da, pero bueno.

Seguiré leyéndote!